Batido de deportes para Mario y compañía

El pasado 18 de enero os dimos un pequeño avance de lo que podríamos encontrarnos en Mario Sports Mix. Ahora le llega el turno al análisis.

Más vale que nadie tenga en mente que Mario Sports Mix es precisamente una mezcla de deportes. Es cierto que la acción se desarrolla sobre diferentes canchas y bajo una serie de reglas que podrían llegar a ser consideradas como deportivas, sin embargo, el juego es un constante frenesí al más puro estilo arcade y la pelotita (se juega a baloncesto, volley, balón prisionero y hockey) es casi lo de menos.

Al frente de toda esta amalgama de ‘hermanos nintenderos’ y disciplinas deportivas está Square Enix, que ya lo intentó hace algunos años con el juego de baloncesto de Mario y, aunque el juego funcionaba, tampoco era el paradigma de la diversión. Al final, con Mario Sports Mix ocurre que, como realmente las reglas del juego son lo de menos y lo que realmente importa es hacer los combos, coger los objetos adecuados y convertirlo todo en una locura, se pasa así al lado de los ‘party game’ para todos los públicos.

Vendría al caso hacer una comparación entre Mario Kart y Gran Turismo, por ejemplo. Ambos son juegos de conducción, pero no hay comparación posible. La presencia del universo de Nintendo se sobrepone a los propios juegos y podría ser que Square, en un intento de no subestimar a todo el ‘star-system’ creado en torno al fabricante de Kyoto, hubiera puesto demasiado empeño en que el sello Nintendo estuviese bien presente.

Una vez ha quedado claro que no es un juego deportivo y sí un party game, Mario Sports Mix consigue engancharnos en las diferentes disciplinas a través de un sistema de combos y movimientos especiales, que suelen ser diferentes en función de cada personaje. Cabe decir que el hecho de que Square Enix estuviese detrás del desarrollo hacía presagiar que algunas de las estrellas de la marca apareciesen en el juego. Y así es, para satisfacción de muchos.

Si existe un elemento que hace que este Mario Sports Mix pueda convertirse en un fenómeno similar a Mario Kart o Super Smash Bros Brawl es precisamente el soporte de juego online. Mientras que en el juego local se puede llegar hasta cuatro jugadores, dos conta dos, en el apartado online se pueden enfrentar uno contra uno en cualquiera de las disciplinas, creando nuestros propios torneos y partidas.

Por la estética del juego, bien afinada y que encaja con los coloridos de Nintendo y por la línea de experiencia de juego similar a la de Mario y Sonic en los JJOO o los JJOO de Invierno, este Mario Sports Mix, puede tomarse como una propuesta interesante desde el punto de vista de un juego para pasarlo bien en cualquier momento. Eso sí, no esperes estadísticas de tiros, traspasos o todo lo que te pueda ofrecer cualquier otro juego deportivo enfocado al deporte profesional.

6 Comentarios

  1. Me parece totalmente un acierto poder crear torneos es de lo mejor porque no se acaba nunca

    • Hola Laia,
      es lo bueno de los party games. Podemos pasar horas jugando con amigos y/o familiares pasando un rato estupendo.

Comments are closed.