The 3rd Birthday: ¿más veloz que las balas?

Una novia aparece ensangrentada, con su vestido y sin recuerdos. Podría ser Kill Bill, pero es el arranque de la tercera entrega de Parasite Eve, que regresa en forma de «shooter-rolero»: Aya Brea debe recomponer el puzle de su pasado mientras acaba con los monstruos que han tomado Nueva York. Tiene el poder de poseer a otras personas y, gracias a una máquina, de viajar a mentes del pasado.

Esta historia de ciencia ficción es atractiva, pero el guión nos ha parecido algo confuso. Eso sí, el desarrollo es bien intenso: dentro del cuerpo de un soldado (aunque nosotros vemos a Aya) tenemos que disparar sin cesar con  puntería automática. Podemos llevar hasta cuatro armas, rodar por el suelo o buscar cobertura mientras los monstruos nos atacan sin misericordia.

Las posesiones son la clave. Con solo pulsar un botón podemos saltar de un cuerpo a otro de los soldados que luchan junto a nosotros. Aprovechamos su vida, sus armas o su posición en el escenario (¿mejor un francotirador elevado o un lanzagranadas a ras de suelo?). Este sistema otorga un gran ritmo y una dimensión curiosa a los combates.  También podemos usar un poder que nos vuelve invencibles temporalmente, pero se echa en falta algo de exploración o pequeños puzles.

Por otro lado, las opciones para desarrollar a Aya y su arsenal son bastante elevadas. Un motor gráfico fluido nos ofrece personajes bien construidos, enemigos finales enormes y mucho detalle en los escenarios. De lo mejor de PSP y la guinda perfecta para un shooter muy especial.

The 3rd Birthday ya está disponible en nuestra tienda habitual por un importe de 45,99 euros.