La nueva batalla por la humanidad en God Eater Burst

 

Más rápido, más completo y simplemente frenético. Estos son los calificativos que le podemos dar a este renovado título de Namco Bandai: God Eater Burst. El argumento está realmente cuidado. Tomaremos el papel de un elegido entre muchos, un God Eater, que deberá prepararse para hacer frente a múltiples peligros.

Tras diseñar a nuestro personaje eligiendo cara, peinado, forma de vestir, e incluso voces, pasaremos a conocer la breve historia que nos servirá como introducción.

Como ya sabemos del título que no salió de dominios nipones, la Tierra fue asolada por unas extrañas criaturas llamadas Aragamis a las que deberemos hacer frente. Será nuestro deber como parte de la Organización Fenrir darles caza.

El sistema de misiones es más que cómodo. Tras visualizar el menú de misiones disponibles en la sede de Fenrir, lo único necesario para comenzar será salir por la puerta principal. Pero cuidado, las opciones de personalización del equipo van mucho más allá del mero cambio de vestimenta.

Cada enemigo, cada misión, cada momento requerirá un arma, las God Arc, espadas forjadas con la misma esencia que las criaturas Aragamis. Estas maravillas de la biotecnología se convertirán a nuestro antojo en grandes armas de fuego a distancia, necesarias en muchas misiones. Además tendremos múltiples objetos que nos ayudarán en los momentos más difíciles de la batalla, tales como granadas aturdidoras, pocionas o minas paralizantes.

Tras varias cacerías, acumularemos una cantidad inmensa de materiales recogidos que nos servirán para mejorar el equipo o crear nuestras propias balas, y es que cada enemigo tendrá fortalezas y debilidades distintas. La velocidad de los combates así como los modelados nos harán disfrutar de cada golpe asestado, y las tareas más difíciles se convertirán en un verdadero desafío.

Si se confirma lo visto en la beta, God Eater Burst será un perfecto revitalizador para nuestra PSPa partir del 18 de marzo.