SOCOM Special Forces: pocos hombres y un gran cambio

En 2009, Slant Six se encargó de desarrollar Confrontation, el primer SOCOM de PS3, una entrega centrada sólo en el multijugador que no terminó de convencer. Y es que, desde 2006 no vemos un SOCOM de verdad, de los que integran una campaña y modo multijugador en el mismo disco, algo que los fans de la acción táctica estaban pidiendo a gritos.

Ahora la duda es ¿conseguirá convencer como lo hizo en el pasado? Pues eso dependerá de lo que busques porque, aunque se llama SOCOM, no es el juego al que estás acostumbrado… Aunque se sigue jugando en tercera persona.

Special Forces nos mete de lleno en un conflicto bélico actual y ficticio en Asia, donde un grupo de piratas ha formado un ejército para debilitar al gobierno del lugar. La OTAN, que se ha desplazado a la zona, ha sido prácticamente eliminada y sólo quedan algunos hombres dispersos. Nosotros asumiremos el papel de uno de ellos, Cullen Gray, una leyenda de las operaciones especiales, quien optará por desbaratar los planes de los piratas antes que huir… Y acabará descubriendo un gran complot. Por suerte contará con la ayuda de 4 hombres, organizados en grupos de dos, a los que daremos órdenes sobre el campo de batalla.

En este aspecto, las opciones tácticas son mucho más reducidas que en anteriores SOCOM, pero lo cierto es que el sistema funciona bien y nos permite jugar como queramos: disparando como uno más o repartiendo las funciones de cada grupo. Además, ahora hay un sistema de cobertura que nos permite protegernos de los disparos enemigos, aunque ojo: ciertos materiales serán destruidos con los disparos y explosiones de los rivales y nos dejarán con el culo al aire…

Special Forces tiene más de una docena de misiones, en las que debemos cumplir objetivos de todo tipo, como poner balizas de localización en vehículos, conseguir información… La gran novedad es que hay misiones de sigilo puro y duro, en el que manejamos a ’45’, una letal oriental, que se debe mover por las sombras, eliminar en silencio y evitar ser detectada. Estos niveles, aunque son divertidos, en ocasiones son un ejercicio de ensayo y error, hasta dar con ‘el camino bueno’, pero aun así se agradece el esfuerzo de los creadores por ofrecer novedades tras 4 entregas.

Tampoco faltan otro tipo de novedades, como personalizar el armamento con piezas desbloqueables, crear una campaña personalizada (elegimos nosotros las misiones, los objetivos…) que podemos jugar en cooperativo con cuatro amigos más online… Y eso por no hablar de los gráficos, que son muy superiores a lo visto en cualquier otra entrega de la saga, en especial los escenarios y los efectos como explosiones.

O su doblaje, en el que destaca la voz de Nathan Drake (para el protagonista) o la banda sonora, con temas de marcado tono oriental que le van que ni pintado. Eso sí, también tiene sus cosas. La Inteligencia Artificial dista de ser perfecta (enemigos que repiten patrones…), el guión es un poco confuso y, dado que la táctica y el realismo ha quedado en un segundo plano respecto a otros SOCOM, la historia carece de tareas más peliculeras.

En cuanto al modo Online, donde antiguamente reinaba SOCOM, ofrece una mezcla de elementos nuevos y viejos, existiendo opciones para que haya o no respawn (reaparecer tras una muerte, como en CoD), hay niveles y extras desbloqueables, medallas al cumplir ciertos retos, variados modos de juego y, lo mejor de todo, va suave como la seda (sin lag ni brusquedades).

Por todo esto, Special Forces es un título redondo, competo y con opciones muy interesantes (campañas personalizadas, cooperativo…), aunque se queda a medias tintas: ni es un juego de acción táctica puro y duro como anteriores SOCOM, ni ofrece la intensa acción de otros títulos. Un extraño equilibrio que al final resulta muy divertido.