Operation Flashpoint: Red River. Realismo en primera línea de fuego

Los shoot’em up subjetivos de temática bélica están de moda y suelen copar las listas de ventas de PS3, pese a que todos ellos apuestan por la acción de corte arcade (ya sabes, soldados que se curan automáticamente, un solo mercenario contra un ejército…).

Si buscas realismo, Operation Flashpoint: Red River será el juego que colem tus expectativas, pues hará gala de una experiencia única en el género, donde tanto las armas, como las misiones y un desarrollo absorbente te harán sentir en primera línea de fuego.

La acción nos siturará en Tayikitán, como miembro de un pelotón de cuatro soldados (podemos elegir nuestro rol antes de empezar las misiones, entre un soldado de infantería, un granadero, un francotirador o un experto en armas pesadas), a los que podremos dar sencillas órdenes con un sistema mejorado respecto a la anterior entrega aparecida hace un año.

También habrá otras mejoras, como un renovado sistema de control o una mayor variedad de misiones (rescate, demolición, ‘limpieza’ de cuarteles enemigos, etc) y transcurrirán en variados y enormes escenarios donde cada batalla nos trasladará al corazón de la guerra. Y es que el realismo será la máxima seña de identidad de Operation Flashpoint: Red River.

Aquí las armas (todas ellas modelos reales) tendrán el comportamiento que tendrían en la vida real y nuestros soldados caerán si reciben una bala en un órgano vital, dispararán con problemas si son alcanzados en un brazo o correrán más despacio si reciben una bala en la pierna. Estas características proporcionarán una jugabilidad intensa y llena de tensión en la que habrá que planear cada acción con mucho tacto para no caer a las primeras de cambio.

Aunque ofrecerá menos libertad que la anterior entrega a la hora de resolver las misiones y todavía tiene por pulir algunos problemas con la IA enemiga, si quieres probar algo distinto en el género, seguro que este realista y espectacular título no te dejará indiferente.