L.A. Noire: desentraña los crímenes I

Los Ángeles, 1947. Con la Segunda Guerra Mundial recién acabada, la ciudad empieza a florecer y a convertirse en la meca del cine a la que acuden cientos de actores y actrices en potencia dispuestos a todo para hacerse un hueco en Hollywood.

A esta ciudad llega Cole Phelps, que tras combatir en el frente del Pacífico busca hacerse un hueco en la policía de Los Ángeles. Empezando desde lo más bajo y con nuestra ayuda, pronto empezará a destacar y ascender por los distintos departamentos.

Y descubrirá que esta etapa dorada no es más que una fachada y que detrás se esconden oscuras verdades esperando ser reveladas por un detective lo suficientemente sagaz como para encontrar a los culpables de los crímenes y lo suficientemente valiente para que no le tiemble el pulso cuando haya que pasar a la acción.

Y eso es justo lo que nos propone L.A. Noire, una aventura desarrollada por Team Bondi (su líder, Brendan McNamara, dirigió el famoso The Getaway en PS2), en colaboración con Rockstar. Empezaremos demostrando nuestra valía como simples patrulleros para luego pasar a Tráfico. Y de ahí a Homicidios, luego a Antivicio y después a Incendios.

Pero nuestro progreso en el juego viene marcado por nuestros éxitos a la hora de resolver los 21 casos que ofrece el juego. ¿Y cómo resolveremos los casos? Pues la estructura, en general, es la misma para todos. Primero se nos presentan los hechos y enseguida visitaremos la escena del crimen. Allí tenemos que explorar bien la zona para encontrar pistas que nos lleven a nuevas localizaciones en las que a su vez encontraremos nuevas evidencias.

Cuando pasemos cerca de alguna prueba, la música y la vibración del mando lo delatarán y podremos observarla moviendo el stick. Si la ocasión lo requiere, quizá haya que resolver algún que otro puzle. Además, conoceremos a testigos y gente implicada, a la que tendremos que interrogar, realizando preguntas basadas en las pruebas y pistas que tengamos en ese momento.

Debemos valorar sus respuestas y fijarnos bien en sus reacciones y gestos para dilucidad si dicen la verdad o mienten, y así seguir avanzando en la investigación.

Parte 2Parte 3