Infamous 2: ¿hacer el bien o el mal?

Tras el final del primer juego, Cole McGrath se vio obligado a huir de su ciudad y refugiarse en New Marais, una ciudad que recordará a Nueva Orleans, y en la que seguirán sus aventuras.

En esta ocasión le tocará enfrentarse a un ser aún más poderoso y destructivo, conocido como ‘La Bestia’. Por suerte, Cole contará con sus poderes eléctricos, una letal arma cuerpo a cuerpo y… ¡un montón de novedades!

La primera novedad en Infamous 2 será la presencia de aliados que nos ayudarán en las misiones, como son Kuo y Nix. El primero es un hombre asiático, capaz de congelar los objetos, mientras que la segunda es una descomunal mujer que controla el fuego. Ambos nos ayudarán en diferentes misiones, utilizando sus poderes, inmovilizando a los enemigos para que los rematemos y desarrollando otro tipo de acciones (se rumorea que será también posible mejorar su nivel).

A la hora de afrontar las misiones, cada uno de estos personajes, u otros como nuestro amigo Zeke, nos propondrán distintas formas de cumplirlas, dando así forma al nuevo sistema de Karma: seremos buenos o malos según como actuemos y la gente reaccionará de distinta forma.

Así, Kuo será la encarnación del orden, mientras que Nix será más impetuosa y no tendrá en cuenta las consecuencias, y estará más inclinada al caos. Según como nos comportemos habrá diferencias en el juego (misiones que nos estarán disponibles en el nivel contrario de karma) e incluso finales distintos.

Y hay más… Gracias a unos núcleos que habrá en determinadas partes del escenario, Cole podrá intercambiar poderes con Kuo y Nix, de forma que él mismo podrá utilizar el hielo y el fuego, aparte de la electricidad.

Añade a esto un apartado gráfico de verdadero infarto, deliciosas escenas con look de cómic, un completo editor para para crear nuestras propias misiones (y compartirlas online) y el resultado es una de las mejores y más prometedoras apuestas dentro del subgénero superheróico.

Eso sí, esta entrega tirará hacia un feeling más propio de cómic, con personajes menos realistas.