Gran Turismo 5 para Navidad

El simulador de conducción real llegará en Navidad a PS3 después de años de retraso (como ya os hemos ido comentando) con una entrega que quiere reventar los circuitos de vuestra consola. Polyphny Digital, el estudio encabezado por Kazunori Yamauchi, se está esforzando al límite para pulir con mimo cada detalle de Gran Turismo 5, que promete no envidiar en nada a una retrasnmisión televisiva.

La simulación estará a la orden del día, pero habrá tres niveles de dificultad (cada uno con más o menos ayudas a la conducción y con una IA ajustada), para que los menos duchos le cojan el punto.

Las carreras no se limitarán a coches de calle o deportivos de alta gama: esta vez estarán las licencias de la Nascar estadounidense, el Mundial de rallies, la Super GT japonesa… e incluso competiciones de karts. Todo ello, acompañado por un modo online de hasta 16 jugadores.

Conduciremos cerca de 1000 vehículos, que se dividirán entre estándar y Premium. La diferencia estará en que los segundos tendrán más detalle: cualquier nimiedad del salpicadero, el volante o los pontones quedará fielmente reflejada. Habrá decenas de marcas, desde comerciales como Citroën y Audi hasta elitistas como Ferrari y Lamborghini, de modo que cada coche se comportará de forma distinta según la tracción, la potencia, los neumáticos o nuestro estilo de pilotaje.

Gran Turismo 5

Por primera vez en la saga, las carrocerías sufrirán daños, con diversas abolladuras y mermas en el rendimiento. En contraste con el pasado, el control de los coches será menos rígido y estable, lo que permitirá hacer increíbles derrapes o ‘despegar’ si nos chocamos de manera contundente contra un rival. Asimismo, tendremos que mejorar en el taller los coches que vayamos adquiriendo.

Los circuitos serán unos 20 (cerca de 70 si se cuentan sus variaciones). Repetirán viejas glorias como Le Mans, el urbano de Tokio o Nürburgring, a los que se añadirán otros nuevos, como uno urbano por el centro de Madrid. Muchos de esos circuitos irán acompañados de cambios en tiempo real entre día y noche.

El nivel gráfico será asombroso. Las pasadas de frenada, las chispas o el polvo que se levante en las pistas de rallies lucirán de manera espectacular. A eso se añadirán detalles visuales como las manos del piloto sobre las levas del volante, el uso de la cámara PlayStation Eye para ladear la cabeza o la compatibilidad con las 3D. También los efectos climáticos serán increíbles.

El sistema My Home permitirá interactuar con otros usuarios, incluso a través de un PC. Con el renovado modo B-Spec podremos dirigir desde el box a un piloto, coordinando su estrategia y viendo los datos de la telemetría.

Habrá conectividad con el ‘Gran Turismo’ de PSP para transferir vehículos. El juego llegará de cara a la campaña navideña, ya que Sony quiere pulir aún más este diamante.