Cómic versus Videojuegos, Round 3

El pasado 9 de octubre ya os dejamos caer algunas de las novedades de Marvel vs Capcom 3: Fate of Two Worlds, y por fin ya lo tenemos a la venta.

Nos gusta la lucha, por eso disfrutamos como verdaderos enanos con el extraordinario Super Street Fighter IV. Y precisamente por esta razón le hemos puesto el ojo encima a Marvel vs Capcom 3: Fate of Two Worlds (disponible para PS3 y Xbox 360).

Ambos títulos comparten un gran número de puntos en común -motor gráfico, equipo de desarrollo, estética…- Pero es cuando prestamos atención a sus diferencias cuando quedamos irremediablemente conquistados por el reciente título de lucha salido de la factoría nipona de los genios de Capcom.

La principal seña de identidad que le diferencia, aparte de su estilo mucho más desenfadado y cercano al cómic, es la selección de los casi 40 personajes protagonistas. Estos se dividen en dos bandos, por un lado las estrellas de todo tipo de juegos de Capcom -Dante de Devil May Cry, Viewtiful Joe, Weskern y Chris Redfield de Resident Evil, sir Arthur de Ghost & Goblins…- La lista es extensa y se completa con el mismo número de personajes nacidos en las páginas de los cómic de Marvel, con todas sus grandes figuras haciendo acto de aparición – Capitán América, Lobezno, Iron man, Hulk…- Todo un Dream Team sin parangón que han logrado reunir.

En cuanto a su propuesta jugable, simplifica al título de la empresa nipona anteriormente citado, reduciendo a tres botones los ataques y añadiendo uno más que lanza al enemigo para realizar combos aéreos. En líneas generales se trata de un sistema de lucha de lo más accesible que permite a los más veteranos un nivel de especialización elevado, a la vez que entretendrá a cualquiera que se haga con el mando.

Por supuesto, también tenemos que recordar la mayor peculiaridad de este título, y es que son tres los que conforman cada equipo, pudiendo cambiar el que esté activo en mitad del combate e incluso pudiendo pedir ayuda a los que estén descansando en cualquier momento.

Esto añade ese toque especial a cada combate que nos obliga a pensar mínimamente mientras aporreamos botones sin descanso. Una explosiva mezcla que supo encandilar a toda una generación de jugadores hace unos 10 años y que sigue funcionando como el primer día. 

4 Comentarios

Comments are closed.