Assassins Creed: La Hermandad

Assassins Creed: La Hermandad es el último de los juegos aparecidos hasta el momento que nos sigue la historia de Ezio Auditore, el mismo personaje protagonista de la segunda parte de Assassins y donde conoceremos algo más de la historia de este personaje, así como del personaje del presente.

El juego en sí no está nada mal, es bastante más difícil, o al menos así me lo parece a mí, que la segunda parte del mismo, lo que ya nos hace tardar algo más en hacerlo y más si tenemos en cuenta que tiene muchas más misiones aparte de las principales y que hay muchas más cosas que hacer en él.

Sin embargo, aunque podemos pensar que el juego está mucho mejor hecho, a decir verdad en cuanto a gráficos os diré que me ha defraudado un poco porque no se ha cuidado tanto en ese aspecto. El diseño desde cerca no está mal, pero desde lejos deja que desear, más si vemos algunos errores con los que nos podemos encontrar, por ejemplo el hecho de que empiecen a hablar sin tener imagen de la misma o, como a mí me ha ocurrido, que te salga medio cuerpo andando (y digo medio de cintura para arriba, y andando con la barriga, no con unos pies desaparecidos).

Obviando eso os diré que la trama es igual de absorbente que la anterior, quizás incluso más. También se han subido un poco de tono en cuanto a una escena de cama (por ahora sólo una) que nos encontramos al principio del juego. Eso sí, el final, como siempre, nos deja con ganas del próximo juego.