Análisis Mortal Kombat II: luchas kruentas, kompletas y karismáticas

Pero lo mejor de todo son sus modos de juego. Además del clásico Arcade y el Entrenamiento, tenemos un modo Historia muy currado. Estructurado en 16 capítulos, en cada uno de ellos manejamos a un luchador, lo que nos obliga a saber manejar un poco a todos los personajes.

Entre combate y combate se van intercalando secuencias de vídeo que nos cuentan la historia de este torneo, además de revelarnos los orígenes de muchos de los luhadores. Dichas secuencias están dobladas al castellano, todo un detalle aunque lo cierto es que el doblaje no es bueno. Aún así, ya nos hubiera gustado ver un modo Historia similar en Marvel vs Capcom 3

Pero la cosa no se queda ahí. Luego queda la Torre de los Retos, que plantea unos 300 desafíos, a cuál más original y divertido: desde el mítico minijuego ‘machacabotones’ de ‘Test Your Might’ hasta combates con todo tipo de modificadores (boca abajo, sin piernas, 10 rivales contra 1, contra zombis, a cámara lenta, en espacio reducido, envenenados…)

Y en todos los modos ganaremos monedas que luego podremos invertir en la Kripta, abriendo tumbas que nos permitirán acceder a jugosos extras ocultos (trajes alternativos, fatalities nuevos, artworks del juego, banda sonora…). Un sistema que invita a jugar sin descanso y con unos modos de juego para disfrutar en solitario infinitamente más duraderos que los de la competencia. Y eso sin olvidarnos del multijugador (con un gran online y hasta 4 luchadores en la misma consola en los combates Tag por parejas).

En cuanto al apartado técnico, es muy convincente aunque no tan rompedor como SFIV. Los 29 escenarios exhiben un buen nivel de detalle, pero nos gustan más por motivos nostálgicos (están los escenarios de los MK clásicos) que por su calidad gráfica. Lo mismo sucede con los luchadores. Su modelado cumple con creces, pero podría ser aún mejor.

Mortal Kombat es uno de los mejores juegos de lucha de PS3. Es menos vistoso que SFIV y menos accesible que MvsC3, pero en cuanto a modos de juego les da una buena paliza a ambos. Si te gusta la lucha no debería faltar en tu colección. Y si además eres fan de los MK clásicos, te arrancará más de una lagrimilla de emoción.

Parte 1