Análisis Mortal Kombat I: luchas kruentas, kompletas y karismáticas

No cabe duda de que el género de la lucha vive un momento dulce. Títulos como Street Figher IV, su edición mejorada SSFIV y el más reciente Marvel  vs Capcom 3 así lo demuestran.

Pero no sólo Capcom sabe hacer brillantes juegos de lucha. Bajo la tutela de Warner, la serie Mortal Kombat ha renacido de sus cenizas después de unas cuantas entregas mediocres.

Con Ed Boom a la cabeza (el creador de los MK originales) NetherRealm Studios ha completado un título capaz de colocarse entre los mejores del género. ¿Sus secretos? Dejarse de monsergas y crossovers y volver a sus raíces: ‘kombates’ crudos y sangrientos. Modos de juego tan divertidos y duraderos que hacen palidecer incluso a sus rivales más ilustres. Y algunas nuevas ideas que funcionan muy bien, como veremos a continuación.

Mortal Kombat ofrece combates en 2D que utilizan cuatro botones (2 para puños y 2 par patadas), además de otro para cubrirse y otro para los agarres. Los combates conservan muchos de los golpes de antaño, tanto generales (uppercuts, barridos…) como los característicos de cada luchador. Y como no, vuelven los fatalities, sangrientos movimientos finales que nos permitirán terminar con nuestro rival de las formas más cruentas.

Pero también se han incluido elementos modernos. Para empezar, una barra de especiales que se va rellenando y que amplía el catálogo de golpes. Con dicha barra entera ejecutaremos los X-Ray Attacks, el equivalente al Ultracombo de SFIV que nos permite ejecutar un movimento brutal que veremos en una explícita vista en rayos X.

Y otra novedad son los combates por parejas, en los que podemos alternar entre dos luchadores y realizar combos entre ambos usando golpes asistidos. El resultado son combates muy técnicos y que requieren memorizar las combinaciones de botones.

Aquí no sirve el aporreo de botones y a ver que pasa. Los buenos combos son fruto de la habilidad y de la práctica. Para disfruar de estos ‘kombates’ hay 28 luchadores. Están casi todos los clásicos (Scorpion, Sub-Zero, Baraka, Sonya Blade…), además de Kratos (exclusivo de PS3) y seguramente alguno más vía DLC.

Parte 2