SBK 2011: el realismo llega al podio

El deporte de las dos ruedas vuelve a PS3 con un juego con clara vocación de simulador que nos trae, acompañado de todas las licencias oficiales, el campeonato de Superbikes, además de las categorías Supersports y STK1000.

Y lo mejor es que, SBK 2011, añade sustanciales mejoras y más espectacularidad que la edición del año pasado.

La emoción del motociclismo la podemos vivir en diversos modos de juego en los que se incluye un novedoso SBK Tour, en el que debemos ir superando diferentes retos, como conducir a una determinada velocidad, completar un circuito en un límite de tiempo o realizar una trazada correcta.

No faltan tampoco un modo Campeonato, opción de multijugador Online para 16 pilotos y un completo modo Vida Profesional en el que empezamos como piloto novato y debemos llegar a lo más alto consiguiendo nuevos contratos, ganando reputación logrando victorias y modificando la mecánica de las motos.

Y aunque el catálogo de modos de juego y de licencias (más de 20 modelos de motos, 16 circuitos, 62 pilotos y 17 leyendas de este deporte) viene bien surtido, lo más importante en un título de este tipo se encuentra en las carreras y aquí tampoco decepciona… ni mucho menos. La simulación está muy lograda (exceptuando pequeños detalles como el sistema de detección de colisiones) y se puede configurar con diferentes parámetros para adaptarla a la habilidad de todo tipo de jugadores.

Tanto en su aspecto más arcade, como en su parte de simulador puro y duro (donde tenemos que tener en cuenta aspectos como la distribución del peso en la moto y la fuerza de la gravedad en las curvas), las carreras se muestran divertidísimas y, aunque la IA no es la mejor del mundo, están disputadas hasta la llegada a la meta.

Elementos como un refinado sistema de control, una buena sensación de velocidad o un número elevado de vistas de cámara, hacen que la jugabilidad se mantenga por todo lo alto y sea una delicia para los que busquen una experiencia de conducción con un marcado tono realista.

Gráficamente no es un bombazo visual, pero cumple sobradamente y, además de ser fiel a la recreación de los circuitos, tiene algunos detalles bastante trabajados. A ello hay que sumar unos buenos efectos sonoros y una banda sonora correcta, aunque sin destacar.

Por todo ello podemos afirmar que SBK 2011 mejora sustancialmente lo que pudimos ver en la edición del año pasado y que es actualmente el mejor simulador de motociclismo que podemos encontrar en PS3, tanto por sus muchos y completos modos de juego, como por su lograda simulación.

Si lo tuyo es el mundo de las dos ruedas, ni te lo pienses…