Moment of Truth: pon a prueba tu sigilo

El lanzamiento nos mete en las botas de Semion Strogov, capitán del 4º departamento del servicio de contraespionaje de la Unión Soviética. No hace mucho que Semion ha regresado de Alemania, donde cumplió peligrosos encargos, cuando vuelven a enviarle a participar en misiones aún más complicadas dignas de SMERSH, la importante agencia de inteligencia de la Segunda Guerra Mundial.

Espionaje, contraespionaje, sabotaje e infiltración, secuestro y asesinato de personajes enemigos clave, serán sólo algunas de las misiones en las que nos veremos envueltos.

El juego dispone de varios niveles de dificultad, que irán del fácil al saboteador, para satisfacer el grado de experiencia de cada jugador. La mecánima de Moment of Truth será la de ir cumpliendo misiones principales y secundarias que harán aumentar nuestra reputación.

Tras completar un nivel seremos recompensados con puntos que evalúan nuestra profesionalidad. Los requisitos que se tomarán en cuenta para la evaluación serán el ruido, la agresividad y la precisión.

El juego cuenta con un variado armamento: desde cuchillos o pistolas, subfusiles y rifles, a granadas o bombas de humo. También podremos utilizar diferentes modos de transporte, como camiones, automóviles o motocicletas.

Claro que tendremos que tener en cuenta el arma o el auto que elijamos, ya que se trata de un título en el que el sigilo y el camuflaje son indispensables; distraer al enemigo, o pasar desapercibidos poniéndonos el uniforme de un soldado al que hayamos neutralizado, nos harán puntuar en positivo.

Moment of Truth, secuela de Death to Spies, es un juego de corte bélico con una lograda ambientación e ideal para los incondicionales del género del sigilo.