FIFA 11 vs PES 2011 – Parte 2

Lo prometido es deuda y aquí le toca el turno a Pro Evolution Soccer 2011. Estamos ante un mejor PES, con algunos apartados todavía superiores al FIFA. Para ver la primera parte del artículo ir aquí.

PES 2011

– Gráficos

Un lavado de cara completo en el menú e interfaz del juego ayuda a distinguir una importante evolución con respecto a la anterior entrega.

El modelado de los jugadores, animaciones en el campo y las repeticiones de jugadas son todavía mejores que el año pasado.

Hay más elementos en pantalla y el sistema de luces dinámico hace aumentar la experiencia realista de juego durante los partidos.

– Jugabilidad

Nuevo sistema de movimientos en 360º mejorado en los pases, disparos y en los regates. También los nuevos ángulos de cámara ayudan a controlar mejor el balón en todas las situaciones.

El ritmo de los partidos ahora es más pausado que en otras ediciones. Las jugadas individuales se premian menos que las de conjunto.

Nueva barra de disparos y resistencia que nos ayudan a adaptar y ejecutar nuestros movimientos en función de sus indicadores.

A la Inteligencia Artificial de los defensas le han añadido nuevas rutinas para ser más efectiva y realista. Ahora, la defensa es más astuta y no persigue cualquier balón dentro del área.

– Modos de Juego

Nuevo modo Liga Máster Online, en el que se pueden enfrentar los equipos creados en Liga Máster con los de otros jugadores.

El modo “Sé una leyenda” también trae novedades. Ahora, nuestro jugador recibe feedback directo del entrenador y nos podemos comunicar con el resto de jugadores del equipo.

– Otras Novedades

Editor de estadios para crear campos de juego nuevos y compartirlos. Cuentan con un buen número de parámetros (arquitectura, localización de las gradas, el estilo del césped, las redes de la portería…) para personalizar los estadios.

Se incluye, por primera vez, la Copa Santander Libertadores con todas sus licencias.

Aquí terminamos la comparativa de estos dos estupendos simuladores. Cada cual que seleccione el que más le guste y, si no puede pero se lo puede permitir, que se quede con los dos.