Ezio se pasea por la Roma Renacentista

Como ya sucedió en la anterior entrega, Assassin’s Creed 2, la versión PC del título de Ubisoft se ha visto retrasada unos meses y no ha sido hasta ahora cuando podemos volvernos a meter en la piel de Ezio Auditore, esta vez en la Roma del siglo XV y gobernada por la familia valenciana de los Borgia.

Todo lo dicho para las versiones de consolas se confirma aquí en PC, con el evidente añadido de las mejoras gráficas, en esta ocasión mucho más destacables que en AC2, puesto que lo reflejos, texturas y partículas, reciben una importante mejora. El aspecto de Roma a máxima calidad es alucinante y ahora sí exige bastante de nuestra tarjeta gráfica. Si podéis ponerlo a tope, hacedlo.

Según todas las informaciones, el DLC La desaparición de Da Vinci, que incluye el espectacular mapa de La Alhambra, viene incluido en esta versón PC, por lo que otro gasto menos y, además, disfrutaremos de uno de los mejores contenidos gratis.

Por su parte, AC: La Hermandad amplía la experiencia de Assassin’s Creed II como si de un 2.5 se tratase: nuevas armas, mejoras, má opciones tanto económicas como de inversión en negocios de Roma… Además del factor zonas, controladas en principio por la familia Borgia y que Ezio deberá ir liberando y poniendo bajo el influjo de los asesinos al conquistar las torres de la guardia.

Y, como siempre, tendremos cientos de objetos que recolectar. Un título más que recomendable.