Disciples III: el regreso de una saga de culto

Disciples III

Allá por el año 1999 el equipo de diseño de Strategy First daba a luz Disciples: Sacred Lands, un título basado en un mundo fantástico que mezclaba la estrategia clásica con una compleja trama y un sistema de rol por turnos.

Dado el éxito que cosechó entre crítica y público, en 2002 la misma compañía lanzaba su secuela Disciples II: Prophecy que, junto con tres expansiones más, contaba los acontecimientos sucedidos poco tiempo después de lo ocurrido en el juego original, sumando además la raza élfica y aportando una notable mejora en el apartado técnico.

Esta vez los rusos de Akella nos devuelven una vez más al fabuloso mundo de ‘Nevendaar‘ a lo largo de un modo campaña compuesto por 19 misiones divididas entre las tres razas jugables, más una última que resuelve la trama común.

En este caso sólo podremos elegir entre humanos, demonios y elfos lo que provoca que enseguida se eche en falta a los aguerridos enanos y a los hambrientos muertos vivientes presentes en las anteriores ediciones. Una vez elegida nuestra facción escogeremos los tres arquetipos distintos de héroe inicial que nos otorgarán características bien diferenciadas desde el inicio de la aventura.

Escena del juego Disciples III

Destacan pocas novedades respecto a lo habitual en el género. Comenzamos en un mapa sin explorar, esta vez en 3D, en el que nos abrimos camino turno por turno, recolectando recursos y otros objetos de valor, a la vez que vamos combatiendo contra los distintos tipos de hordas que salen a nuestro paso.

El sistema de mejoras y desarrollo de habilidades se mantiene como en las anteriores entregas: construimos los edificios de nuestra capital para que nos permitan evolucionar nuestro ejército de la manera que deseemos o para obtener habilidades.

El sistema de combate ha experimentado una mejoría con respecto a sus predecesores y puede resultar entretenida durante las primeras horas de juego pero la escasa profundidad de las batallas y la pobre inteligencia artificial de los enemigos torna la experiencia en repetitiva.

Donde realmente sorprende este Disciples III es en su apartado gráfico y artístico. Tanto los escenarios como todos los personajes y criaturas muestran una calidad cuidada hasta el detalle. Además dispone de un notable doblaje al castellano de FX Interactive y una gran banda sonora.

Este juego sólo esta disponible para PC por 19,95€.