Microanálisis de juegos para 3DS – Parte 2

Intentamos no defraudaros nunca y como lo prometido es deuda, hoy nos centraremos en Lego Star Wars III: TCW y Samurai Warriors Chronicles. Como en el artículo de ayer, haremos microánalisis de ambos juegos bien porque no se puede contar mucho más de ellos o ya lo hemos hecho. Al menos, de momento.

Lego Star Wars III: TCW – Una nueva dimensión para la fuerza

La versión del juego que también sale en el resto de plataformas no es más que eso, una versión. Una buena adaptación en la que Traveller’s Tales se debió poner como meta que, al menos, luciese bien en tres dimensiones.

El juego es similar a anteriores entregas en DS y aunque hace uso del Street Pass para intercambiar objetos con otros jugadores, lo cierto es que carece de un modo multijugador como el de las consolas ‘grandes’ que le habría dado mucha vida.

Si nos fijamos en lo mejor, lo visual, hay efectos 3D muy bien conseguidos, así como un estupendo uso de la cámara que ha sido colocada un poco más lejos para ofrecer una panorámica más amplia al jugador.

Samurai Warriors Chronicles — Samurais un poco cansinos

La gran pega de esta entrega de una saga que tiene un largo y hasta glorioso pasado, es que no es un juego para una consola portátil. Desde el minuto uno te das cuenta de que vas a leer más que a luchar y si eso significa leer en inglés, la pega se multiplica.

Otra cosa es que los combates estén bien y que la acción 3D sea hasta bonita, pero si la mecánica del juego no acompaña a unas imágenes bellas, ¿de qué estamos hablando?

Aprovecha el Street Pass y el Spot Pass para hacer combates virtuales con cuatro personajes y para descargas de contenidos. Sin embargo, casi nadie llegará a ese punto del juego, pues el aburrimiento llamará a la puerta de más de un jugador.