Microanálisis de juegos para 3DS – Parte 1

Hoy os vamos a hacer un microanálisis de dos grandes juegos, de la primera tirada, salidos para la plataforma portátil de Nintendo, 3DS.

Raving Rabbids 3D: Alocado viaje en el tiempo 3D

Los rabbids estrenan la 3DS con u título que deja a un lado toda complicación, complejidad o multijugador para ofrecer una experiencia sencilla en un juego de plataformas con scroll lateral en 2D.

La premisa del juego no va mas allá de pasar de un nivel a otro, sorteando obstáculos y recogiendo cuantas más monedas y patos de goma mejor. El objetivo es recorrer cuatro épocas históricas a lo largo de sesent niveles.

Con las monedas que consigamos en las fases desbloquearemos bonus en los que obtendremos nuevos trajes para personalizar a los graciosos conejos. Tiene poco más que ofrecer, al carecer de multijugador o cualquier funcionalidad con Street Pass.

Super Monkey Ball 3D: Sega se relaja con su estrella simia

El título de Sega promete desde la caja mucho más de lo que después puede llegar a aportar. Si resulta curioso ver al mono en la bola sobre un escenario en 3D, lo cierto es que no aporta nada a la jugabilidad y en algún caso, por ejemplo, puede llegar a entorpecer la acción ya que en cuanto movemos la pantalla perderemos la imagen en 3D que debe ser mirada de frente.

Más allá de eso, este nuevo Super Monkey Ball 3D introduce dos modalidades nuevas: carreras de karts que permiten multijugador local y suma puntos al juego, y un modo combate con multijugador local al estilo Super Smash Bros. Poco más hay que decir.

Mañana continuaremos con dos títulos más, que ya podemos adquirir, para 3DS.