Libera a la bestia más portátil con Bakugan

Estamos ante otro de esos juegos que tratan de aprovechar la popularidad de una serie animada para ganarse su cuota de mercado. Sorprende en este caso que se haya portado a DS casi directamente desde consolas de sobremesa, manteniendo un nivel de gráficos y una jugabilidad casi calcada a sus hermanas mayores.

En Bakugan: Defenders of the Core partimos de un completo editor de personajes que nos permitirá crear nuestro alterego. La jugabilidad nos ofrecerá algunas zonas de infiltración, aunque la mayor parte del tiempo la pasaremos enfrentando a nuestras enormes criaturas con hasta tres oponentes al mismo tiempo.

En estos momentos, el sistema de combate nos permite tener el control absoluto del luchador, tanto en movimientos como en ataques. Se desmarca así del sistema de comandos habitual. Además de los dos tipos de golpes, rápido y fuerte, dispondremos de diversas ayudas que nos facilitarán alcanzar la victoria. Uno será el uso de cartas mágicas, que nos permitirá dotar a nuestra criatura de diversos tipos de ataque y defensa, ampliando el abanico de posibilidades y aportando cierto toque rolero.

Esto nos servirá para llevar a buen puerto nuestros dos objetivos principales. Acabar con los monstruos que nos encontremos y defender la zona de nuestro terreno que se nos indique, añadiendo incluso un componente de tower-defense que aporta algo de frescura a las batallas.

En los puntos negativos hay que destacar el sistema de cámaras, en ocasiones un tanto incómodo puesto que no llega a estar todo lo pulido que sería deseable. El apartado sonoro tampoco está a la altura, aunque estos errores no serán óbice para que los más pequeños disfruten con uno de los mejores títulos basado en esta franquicia. Los jugadores más clásicos no le terminarán de ver la gracia.